Que fácil es vivir con los ojos cerrados,  de David Trueba